Menú Cerrar
Cuando decidí dar el paso y adentrarme en esta aventura de la terapia, de lo único q estaba convencida es de que tenía miedo y de que no quería pasar ni un solo día más con esa sensación de no estar viviendo la vida que quería vivir. Hay sesiones en las que parece que te dejas el alma, que lloras, que duele y que parece que te no vas a salir del agujero, pero lo realmente dejas es un poquito de ese peso de la mochila que llevamos encima . Tenía todo aquello que una persona podría desear en la vida, menos el ser la dueña de mis emociones y de mi felicidad y aunque me queda mucho camino por recorrer y todavía hay muchos altibajos, ya hay días en los veo un rayito de sol al final del camino, en los que me siento más feliz, más YO y se que voy a conseguir mi meta, gracias a la ayuda y profesionalidad de Gemma ,juntas los vamos a conseguir, estoy segura 💪”
Esther N.
Gracias a la terapia y gracias a Gemma que me ha enseñado a gestionar mis emociones , incluso aquellas que nunca manifestaba, me has ayudado a conocer y a valorar lo que es la felicidad, a estar tranquila, a disfrutar de cada pequeño detalle y sobre todo bajarme a la realidad y conseguir tener los pies en la tierra ,no vivir por encima de las nubes, he aprendido a comunicarme ,a saber quién y cómo soy, he conseguido estar en paz conmigo misma, cual son mis puntos débiles y mis puntos fuertes, me has enseñado herramientas para enfrentarme a momentos complicados y he aprendido a ser coherente conmigo misma. Es lo mejor que he hecho en mi vida acudir a terapia y la suerte de que tu seas mi terapéuta. Aconsejo 100% un proceso terapéutico y con Gemma todo esta asegurado,momentos duros, momentos de risas, momentos agradables menos agradables pero siempre sacando de ellos un arendizaje algo que deja huella para toda la vida
Ale H.
Otra vez que Gemma me pone deberes! ¿que qué es la terapia para mí? sin ninguna duda, la mejor forma de aprender a conocerme. Llegué a Gemma desesperada. Escéptica con la psicología y la posibilidad de que pudiera ayudarme. Pese a ser una afortunada con la vida que tengo, algo fallaba! No estaba bien. Y una relación muy tóxica fue el detonante para perderme por completo. Pero por suerte Gemma pasó a ser parte de mi vida y poquito a poco voy construyendo una nueva Cris, que se conoce más y que sabe afrontar las cosas mucho mejor. Gemma, solo tengo palabras de agradecimiento para ti. Eres una excelente profesional!
Cris S.
Hay personas que nunca han tenido un problema grande y por eso les es mucho más difícil comprender. Y ante esto te encuentras con el estigma del “que dirán” y aquí es donde todos deberíamos ayudar, ir al psicólogo es necesario y normal. Un día frenas en seco y ahí sobrevienen todas las emociones, dejas de ponerte música, de disfrutar lo que antes te gustaba.... y hay veces que dejas hasta de comer. A la vida como a la tortilla hay que echarle un par de huevos -aplicable a todo menos a la depresión- y no basta con un: ¡venga, échale ganas! A esto lo comparo cuando alguien tiene azúcar y no se nos ocurre decir: ¡échale ganas y ponte bien el azúcar! Decimos: ¿que...te has tomado la pastilla? Por desgracia aún hay mucho tabú hacia la depresión y es un tema muy grave, ya que es la causa número uno de muertes en el mundo.Ahi... es cuando empieza la procesión de buscar un psicólogo con el que empatices, y ahí di con mi Gemma después de meses de ir a varios psicólogos. Hacer terapia con Gemma era muy fácil, tienes que desnudarte sin quitarte un calcetin, y mi especialidad siempre ha sido mostrar mi alma, así que me encontraba en el sitio correcto y sin que me juzgasen por ser humana y no un vegetal. Fueron meses donde normalizamos llorar, “sin tristeza jamás habrá alegría”. Juntas nos adentramos en mis tristezas, miedos y ansiedades, y las fuimos dando su lugar correcto. Ahora se gracias a Gemma que somos química y aunque resulte difícil decirlo así, estamos hechos de cuerpo y química, que nuestros neurotransmisores juegan un papel importante y que nuestra salud no sólo es lo físico, salud es: EMOCIONES, CUERPO Y MENTE. DAR AMOR NO AGOTA EL AMOR (El principito)
Belén M.
La vida es un proceso lleno de obstáculos, y no siempre tenemos las herramientas que nos permiten avanzar. Creo que todos necesitamos acudir a terapia para descubrir estas herramientas. La empatía y el apoyo que Gemma brinda es clave. Ella te acompaña, te ayuda a aceptar y te permite aprender. Gracias a ella he permitido crear mi propio camino y un proceso natural y coherente hacia mí. Es difícil resumir en un párrafo lo que supone esta ayuda. Estoy tremendamente agradecida por todo el aprendizaje que he vivido (y lo que me queda), no puedo más que recomendarla.
Lara A.
Gracias eternamente por darme las herramientas para construir mi vida. Llegue a ti con 19 años y vacía, intoxicada con mis propios actos, decisiones y sin saber que quería, no me importaba nada ni si quiera me importaba yo. Y me diste un equipo de trabajo TU, tu pequeña ayudante recién llegada ASIA y YO. Por primera vez me hiciste ser consciente de mi responsabilidad conmigo misma. Primero me distes una "Pala" para escarbar dentro de mis emociones y saber lo que realmente quería yo, después un " Mapa" y con vuestra ayuda aprendí a organizar lo que habíamos encontrado. Después un "Bastón" que eres Tú, para saber que siempre tendría un apoyo, que no estaba sola, un sentimiento que para mí era horrible. A continuación me diste una "Pizarra" con palabras milagrosas, RESPETO, AMOR, PERDÓN, CONFIANZA, SUPERACIÓN, VALOR, y me enseñaste su significado y como ponerlas en práctica. Y por último me distes "VOZ", algo que a menudo me dejaba quitar por cualquiera. Aprendí a que un " No quiero" es un no quiero una de las cosas que más me consto conseguir pero que cuando lo consigues es como que todo fluye. Con todas estas herramientas me ayudaste a construir una mejor persona, una apersona llena. Hoy en día con 29 años puedo decir incluso en momentos difíciles que soy FELIZ. Se lo que quiero y lo que no y lo expresó sin miedos, me gustó a mí misma aunque lucho por estar mejor, pero me aceptó y defiendo por encima de todo. No permito que me pisen y por supuesto no piso yo. Mi pasado tenía mucha gente toxica y eso me hacía estar en una espiral que siempre terminaba igual y siempre pensando esto no lo merezco. Y eso ya termino. Tú me enseñaste lo más importante en mi vida aprendí a valorar a mi familia y a hacer que ellos me valorarán y gracias a eso encontré al que hoy por hoy es el amor de mi vida mi futuro marido el cual me ama, y respeta, y está dispuesto a luchar por nuestra familia. Cuando empece a tu lado creí que no merecía una persona así junto a mi. Y ahora tengo claro que la merezco, que me lo he ganado y que merezco ser importante para Él. Ahora me siento fuerte, confiada, capaz de saltar cualquier obstáculo y si no puedo sola pido ayuda sin sentir vergüenza ni nada. Ahora me levanto con una sonrisa cada día y que gran realidad y aunque haya días malos ninguno dejo de sonreír porque me siento plena y confiada. Ahora puedo decir que estoy llena y de cosas maravillosas, buenas y menos buenas pero lo más importante soy FELIZ. La palabras hacia ti Gemma siempre se me quedarán cortas ya que vosotras soy mi guía para estar aquí y eso no tiene precio ni palabras que lo definan. Gracias eternamente
Cristina M.
Me dispongo a escribir unas palabras sobre como ha sido mi proceso de terapia con Gema y la verdad que no se muy bien como empezar... Gema llegó a mi vida cuando solo había oscuridad y supo ir indicándome el camino para salir de todo ello. No hay nada más necesario que pedir ayuda cuando te encuentras triste, deprimido, cuando tienes ansiedad, te cuesta dormir,etc. En definitiva, cuando notas que algo dentro de ti no va todo lo bien que debería. En mi caso, lo supe porque hace 5 años notaba que estaba siempre triste, me levantaba y acostaba llorando y hubo un día que noté que necesitaba una ayuda que fuera más allá de familia y amigos. Trabajamos muchas cosas que no iban bien dentro de mi, como todo lo que me entregaba a los demás sin apenas recibir nada a cambio, y todo el malestar que me creaba ello. También me planteo si la carrera que estaba estudiando iba realmente conmigo, y me replantee toda mi vida. Yo soy una persona que le cuesta muchismo salir de su zona de confort, y aprendí que es necesario para descubrir algo mejor. Con el tiempo, comencé a sentirme mejor y eso Gema lo notaba, hasta que llego el día y me dio el "alta"! solo pude emocionarme y sentir orgullo dentro de mi, ya que tras mucho trabajar habíamos conseguido que siguiese unas pautas para cambiar mi comportamiento con ciertas situaciones que en aquel momento eran inviables. Pasaron los años y hace unos meses opté por escribirla de nuevo ya que tras dejarlo con mi pareja note que todo no iba lo bien que debería, además lo que había optado por estudiar seguía sin hacerme feliz. Volví a terapia hace 6 meses y tras mucho trabajar con ella sobre a lo que podía dedicarme a lo largo de mi vida, cual era mi "destino", mi lugar en el mundo, me recomendó matricularme de psicologia ya que según mi forma de ser y mis objetivos era algo que me identificaba mucho. Puedo decir que hasta ahora es una de las mejores decisiones que he tomado en la vida. No hay nada más bonito que saber lo que quieres ser en tu vida, tener esa motivación y esa fuerza que hace querer luchar por lo que te gusta. No se como irá avanzando mi vida, si me ocurrirá algo que hará que en vez de vernos ahora cada 2 meses nos tengamos que ver 2 al mes, pero solo puedo decir que hacer terapia es una de las mejores decisiones que tome en mi vida, tanto hace 5 años como ahora. Si estás abrumado, triste, no sabes hacia donde va tu vida, te sientes vacío... no dudes en pedir ayuda. Y bueno, si tuviese que recomendar a alguien sin duda bajo mi experiencia seria a Gema.. es atenta, empatica, buena.. y te hace sentir como en casa. Te escucha, sabe que e slo mejor para ti, te hace darte cuenta de las cosas y rebusca en tu interior para acabar sanandote. Por esto y más, gracias🧡
Sara J.