Menú Cerrar

Una vida

Que mi modo de vivir vaya acorde a mis valores y a mis principios.

Sin renunciar a quién soy ni a cómo vibra mi corazón.

Que pueda avanzar sin perder la confianza en mí misma.

Dejando que lo que se tenga que ir… se vaya, aunque haga mucho ruido al irse.

Seguir siendo pura de corazón, compartiendo, ayudando, guiando… Sin perder mi coherencia.

Sin dejarme para después cuando debo ser primero.

Avanzar allá donde mis sueños me impulsen, allá donde pueda crecer, allá donde mi bastón sea compartido.

Transitar las calles donde las discusiones se hacen con corazón y no con destrucción.

Y decir adiós, alejarme donde el ruido me haga daño.

Aceptar las dificultades que se presenten en mi camino, patalear lo que el cuerpo pida y avanzar después aún con el miedo recorriendo mis venas.

Y ser salvaje en el valor, poder actuar desde dentro, desde el corazón. Sin olvidarme de lo aprendido ni de lo vivido.

Que en los momentos en que la vida apriete pueda aferrarme al amor plantado.

Y pedir ayuda cuando no sepa cómo o no pueda sola.

Rodearme de personas que se quieran bien porque sé que así podrán quererme bien.

Y vivir de modo coherente, ser fiel a mis valores aún cuando la mayoría camine en otra dirección.

Teniendo la convicción plena de que los pasos que doy son firmes y están llenos de valores.

Deja un comentario