Menú Cerrar

Reflexiones de una psicóloga. Esta soy yo. Psicóloga, emprendedora, mujer, esposa, madre de dos bebés que no llegaron a nacer. Mami de una bebé arcoíris, hija, hermana, amiga, mami de las peludas Asia, Gaia y Nela. Amante de los animales, pintora en mis ratos libres, apasionada del arte y de la naturaleza, practicante de Yoga. Persona…HUMANA.

Reflexiones de una psicóloga

Tu espacio de ilusión, optimismo e inspiración para crecer desde la sencillez.

Escucharte así, frágil, indefensa, triste… Me genera un dolor y una impotencia que, incluso teniendo mis herramientas y sabiendo cómo …
Estamos viviendo una situación que nos obliga, entre otras cosas, a repensar dónde ponemos nuestro foco y cuál es el …
Hay varios tipos de maternidad, aunque socialmente solo una de ellas sea la aceptada: Maternidad visible: la idónea, la esperada, …
“No me gustaba estar en esa situación, pero de repente, me vi inmersa en ella, sin poder hacer nada para …
Que mi modo de vivir vaya acorde a mis valores y a mis principios. Sin renunciar a quién soy ni …
no sé por qué, pero no me siento feliz y debería serlo...

Lo que dicen de mí...

  • Cuando decidí dar el paso y adentrarme en esta aventura de la terapia ,de lo único q estaba convencida es de que tenía miedo y de que no quería pasar ni un solo día más con esa sensación de no estar viviendo la vida que quería vivir. Hay sesiones en las q parece que te dejas el alma ,que lloras ,que duele y que parece que te no vas a salir del agujero ,pero lo realmente dejas es un poquito de ese peso de la mochila que llevamos encima . Tenía todo aquello que una persona podría desear en la vida ,menos el ser la dueña de mis emociones y de mi felicidad y aunque me queda mucho camino por recorrer y todavía hay muchos altibajos, ya hay días en los veo un rayito de sol al final del camino, en los que me siento más feliz, más YO y se que voy a conseguir mi meta ,gracias a la ayuda y profesionalidad de Gemma ,juntas los vamos a conseguir, estoy segura 💪 ☺”

    Esther N.

  • Gracias a la terapia y gracias a Gemma que me ha enseñado a gestionar mis
    emociones , incluso aquellas que nunca manifestaba, me has ayudado a conocer y a valorar lo que es la felicidad, a estar tranquila, a disfrutar de cada pequeño detalle y sobre todo bajarme a la realidad y conseguir tener los pies en la tierra ,no vivir por encima de las nubes, he aprendido a comunicarme ,a saber quién y cómo soy, he conseguido estar en paz conmigo misma, cual son mis puntos débiles y mis puntos fuertes, me has enseñado herramientas para enfrentarme a momentos complicados y he aprendido a ser coherente conmigo misma.
    Es lo mejor que he hecho en mi vida acudir a terapia y la suerte de que tu seas mi terapéuta.
    Aconsejo 100% un proceso terapéutico y con Gemma todo esta asegurado,momentos duros, momentos de risas, momentos agradables menos agradables pero siempre sacando de ellos un arendizaje algo que deja huella para toda la vida.

    Ale H.

  • Llegué a Gemma desesperada. Escéptica con la psicología y la posibilidad de que pudiera ayudarme. Pese a ser una afortunada con la vida que tengo, algo fallaba! No estaba bien. Y una relación muy tóxica fue el detonante para perderme por completo.

    Pero por suerte Gemma pasó a ser parte de mi vida y poquito a poco voy construyendo una nueva Cris, que se conoce más y que sabe afrontar las cosas mucho mejor. Gemma, solo tengo palabras de agradecimiento para ti. Eres una excelente profesional!

    Cris S.

  • […] Por desgracia aún hay mucho tabú hacia la depresión y es un tema muy grave, ya que es la causa número uno de muertes en el mundo. Ahí… es cuando empieza la procesión de buscar un psicólogo con el que empatices, y ahí di con mi Gemma después de meses de ir a varios psicólogos. Hacer terapia con Gemma era muy fácil, tienes que desnudarte sin quitarte un calcetín…

    Fueron meses donde normalizamos llorar, “sin tristeza jamás habrá alegría”. Juntas nos adentramos en mis tristezas, miedos y ansiedades, y las fuimos dando su lugar correcto. Ahora se gracias a Gemma que somos química y aunque resulte difícil decirlo así, estamos hechos de cuerpo y química, que nuestros neurotransmisores juegan un papel importante y que nuestra salud no sólo es lo físico, salud es: EMOCIONES, CUERPO Y MENTE.

    Belén M.

  • La vida es un proceso lleno de obstáculos, y no siempre tenemos las herramientas que nos permiten avanzar. Creo que todos necesitamos acudir a terapia para descubrir estas herramientas. La empatía y el apoyo que Gemma brinda es clave. Ella te acompaña, te ayuda a aceptar y te permite aprender. Gracias a ella he permitido crear mi propio camino y un proceso natural y coherente hacia mí. Es difícil resumir en un párrafo lo que supone esta ayuda. Estoy tremendamente agradecida por todo el aprendizaje que he vivido (y lo que me queda), no puedo más que recomendarla.

    Lara A.

  • Gracias eternamente por darme las herramientas para construir mi vida. Llegue a ti vacía, intoxicada con mis propios actos, decisiones y sin saber qué quería, no me importaba nada ni si quiera me importaba yo. Y me diste un equipo de trabajo TU, tu pequeña ayudante recién llegada ASIA y YO. Por primera vez me hiciste ser consciente de mi responsabilidad conmigo misma… Tú me enseñaste lo más importante en mi vida: aprendí a valorar a mi familia y a hacer que ellos me valoraran y gracias a eso encontré al que hoy por hoy es el amor de mi vida… Ahora puedo decir que estoy llena y de cosas maravillosas, buenas y menos buenas pero lo más importante soy FELIZ.

    La palabras hacia ti Gemma siempre se me quedarán cortas ya que vosotras soy mi guía para estar aquí y eso no tiene precio ni palabras que lo definan.

    Gracias eternamente.

    Cristina M.

  • Gemma llegó a mi vida cuando solo había oscuridad y supo ir indicándome el camino para salir de todo ello. No hay nada más necesario que pedir ayuda cuando te encuentras triste, deprimido, cuando tienes ansiedad, te cuesta dormir… En mi caso, lo supe porque hacía 5 años notaba que estaba siempre triste, me levantaba y acostaba llorando y hubo un día que noté que necesitaba una ayuda que fuera más allá de familia y amigos… Puedo decir que hasta ahora es una de las mejores decisiones que he tomado en la vida. …Si estás abrumado, triste, no sabes hacia donde va tu vida, te sientes vacío… no dudes en pedir ayuda. Y bueno, si tuviese que recomendar a alguien sin duda bajo mi experiencia seria a Gema.. es atenta, empatica, buena.. y te hace sentir como en casa. Te escucha, sabe que es lo mejor para ti, te hace darte cuenta de las cosas y rebusca en tu

    interior para acabar sanándote. Por esto y más, gracias.

    Sara J.

  • Violencia obstétrica, medicalización excesiva y abandono de lo humano. Esto me ha acompañado durante mucho tiempo hasta que Gemma apareció (la coloqué yo, más bien) en mi camino. Me recomendó profesionales humanos y me dio su mano siempre que la necesité.
    Es más que una buena profesional, es una grandísima persona.

    Guiomar D.

  • Tenía tanta ansiedad que no salía de casa, vivía encerrado y agobiado. Había probado con varios profesionales pero ninguno encajaba conmigo. Me recomendaron a Gemma y aunque tardé un año en ir al final ha sido la mejor decisión que he tomado. Puedo llevar una vida más o menos normal para el poquito tiempo que llevo trabajando con ella. Un apoyo fundamental para mí.

    Julio J.

  • Viví un parto deshumanizado donde no tuvieron en cuenta mis preferencias y queme colocaron en una maternidad con unos primeros pasos tortuosos donde no podía vincularme con mis hijos. Ha sido (y es) un trabajo duro pero muy enriquecedor en el que estoy descubriendo mi verdadero papel como madre, el que yo quiero tener. La desconfianza que adopté a raíz de esa intervención la hice extensible también a Gemma pero poco a poco ella se ha ganado todo mi respeto. Prueba una sesión con ella, el resto vendrá solo.

    Jimena J.

  • En mi caso, el proceso de terapia me ha ayudado a encontrar la paz conmigo mismo y a afrontar sin miedo los problemas que estaba sufriendo en mi vida personal, con la confianza de que puedo encontrar una solución.
    En muchas de las cosas importantes para mí, yo solo me había puesto una venda en los ojos para no aceptarlas, y convencerme a mí mismo de que eran de otra forma. La terapia me ha ayudado muchísimo a quitarme esa venda y a mirar a los problemas a la cara, aceptando cosas que no quería ver.

    Especialmente relevante para mí es que los cambios que he experimentado gracias a la terapia, son profundos y creo que permanentes. Estoy seguro de que no voy a volver a lo anterior. Gracias Gemma por tu gran ayuda.”

    Fernando P.

  • Agradezco a Gemma su profesionalidad y disponibilidad durante todo mi proceso. A lo largo de las sesiones, me ha ayudado a entender y aceptar el pasado, me ha dado herramientas para lidiar con el presente y fuerza para mirar al futuro. También me ha enseñado a conectar con mi entorno y conmigo misma de una manera mucho más sana y coherente. ¡Gracias por tanto!

    Mathi V.

  • El proceso de terapia es un largo recorrido introspectivo, un viaje con uno mismo, donde Gemma te ayuda a crear un espacio para aprender a mirar desde otro punto de vista quién eres, cómo eres, que quieres ser. Una herramienta de aprendizaje y sanación de la mente para sentirse bien con uno mismo.

    Sergi J.

  • El dolor que sentía por la pérdida de mi bebé era desolador. Gemma me sostuvo y acompañó durante todo el proceso, estando incluso disponible para mí y mi marido fuera de consulta. Podía hablar con ella de mi hijo con transparencia cosa que no podía hacer con el resto de mi entorno. El proceso ha sido duro pero mi corazón está en calma y he

    aprendido a crear un espacio en él para mi hijo Adrián. Gemma ha sido clave y fundamental en este proceso.

    Marta T.

  • Llegamos a Gemma perdidos tras varios procesos fracasados de reproducción asistida. Gemma puso en nuestras manos distintos enfoques y nuevas herramientas para hacer frente junto a ella, a un nuevo proceso de fertilidad. Nos ha acompañado durante todo el proceso para poder llegar a nuestra hija. ¡Gracias Gemma! Formas parte de nuestra familia.

    Luisa y Marcos